Baterías de iones de sodio: larga duración y bajo coste

Publicado en Ciencia y Tecnología, Noticias,


Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on Facebook0Share on LinkedIn0

Muchas empresas, como Google, están invirtiendo en energías limpias y, por ejemplo, instalan placas solares que producen energía eléctrica que se almacena en baterías de las que, posteriormente, se va consumiendo la energía acumulada. Estas baterías, por desgracia, suelen ser bastante caras y, al final, tras múltiples procesos de carga y descarga se acaban estropeando. Pensando en esto, y para promover el uso de energías limpias, una empresa de Pittsburgh (Pensilvania, Estados Unidos) dice haber desarrollado una batería de larga duración y bajo coste que podría revolucionar el mercado de las energías renovables puesto que podrían durar muchos más ciclos de carga y hacer que este tipo de instalaciones sean rentables.

Aquion Energy, que así se llama la empresa, ha desarrollado una batería con materiales bastante conocidos y abundantes, como el agua, el sodio y el manganeso, bajando hasta 300 dólares el kilovatio-hora de capacidad de almacenamiento (un tercio de lo que cuesta el equivalente en baterías de iones de litio). De hecho, certificaciones independientes a Aquion han certificado la vida de estas baterías en más de 5.000 ciclos de carga y descarga, con una eficiencia del 85%, ahí es nada.

El producto, aunque aún está en una fase temprana, ya ha llamado la atención de algunos inversores que han invertido 30 millones de dólares en la compañía para que estas baterías de iones de sodio puedan desarrollarse comercialmente. Según Jay Whitacre, fundador de la compañía y director de tecnología:

Esta nueva tecnología podría ser la forma más barata de almacenar energía eléctrica para su utilización en sistemas de abastecimiento eléctrico

La batería utiliza un ánodo de carbón activo, un cátodo de sodio y manganeso y agua como electrolito que es el que transporta iones de sodio entre los dos electrodos mientras se produce la carga o la descarga de la batería. En realidad, el funcionamiento es similar al de las baterías de iones de litio pero el sodio, al ser más abundante, es mucho más barato, al igual que el uso de agua como electrolito; pero, además, todos los productos químicos utilizados no son tóxicos y, por tanto, la batería es 100% reciclable. Por ahora, la compañía ha empezado una pre-producción de prototipos para su utilización en equipos de energía solar fotovoltaica y, así, evaluar su utilización en proyectos reales.

Las perspectivas para estas baterías son buenas, sin embargo, aún tienen mucho que demostrar para que la industria, realmente, se fije en ellas y comienza a integrarlas en sus equipos. Muchas compañías utilizan baterías de plomo, que son baratas pero sólo duran de 500 a 1.000 ciclos de carga, y las baterías de litio, por ahora, son bastante caras y colocan el kilovatio-hora de almacenamiento en la cota de los mil dólares, por lo que el modelo de Aquion podría hacerse un hueco en el mercado. Según Haresh Kamath del Electric Power Research Institute:

Esta es una tecnología muy joven y aún no sabemos lo que es capaz de hacer. Sus principios aparentan ser prometedores y por eso la industria se muestra entusiasmada; sin embargo queda por ver si las promesas realmente se cumplen.

En alguna ocasión he oído comentar a algunas empresas que la instalación de placas solares para la generación (y acumulación) de energía eléctrica era algo bastante caro y que no les compensaba económicamente. Quizás, con baterías de este tipo, se pueda popularizar algo más (gracias a la reducción de costes) la instalación de acumuladores en muchas más empresas.

Fuente

Califica esta entrada

Etiquetas:


Deja un comentario

Cuanto es 22 + 12 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos