Claves tonales en la fotografía

Publicado en Artículos, Fotografía,


Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on Facebook0Share on LinkedIn0

Las claves tonales son maneras distintas de elaborar el tono general de una fotografía. ¿Qué es eso del tono? Es la gama completa de grises (desde el blanco puro al negro más intenso) o de tonalidades que hay en una imagen. Existen muchas claves tonales, en realidad cada fotografía tiene la suya propia. Pero en términos generales, podemos distinguir tres tipos de claves: la clave alta, la clave media y la clave baja. La clave media no tiene muchos secretos, pues la gran mayoría de imágenes están elaboradas utilizando la parte media de la gradación de grises/tonalidades. La cosa se complica si se quiere conseguir una imagen en clave alta o una en clave baja. En el caso de imágenes en clave alta, la composición tendrá una gama completa pero en la fotografía predominarán los tonos más claros. En imágenes tomadas en clave baja, también aparecerán todos los tonos de la gama pero, en este caso, predominarán los tonos más oscuros. Es importante tener en cuenta el hecho de que las imágenes en clave alta no son fotografías sobreexpuestas, ni las tomadas en clave baja, imágenes subexpuestas. En ambos casos son imágenes con una luz muy controlada.

Existen corrientes de opinión que afirman que una buena fotografía en clave baja no debe contener el blanco puro y, del mismo modo, una fotografía en clave alta no debe contener el negro puro. En tus manos está si incluir estos tonos en tu fotografía o no. Personalmente considero que iluminar una imagen correctamente consiguiendo, a la vez, una clave baja y el blanco más puro es mucho más difícil y elaborado que buscar sólo los grises y negros así que en mi opinión, una buena fotografía en clave alta debería contener el negro en sus tonos y, una fotografía en clave baja, debería contar con el blanco en ella.

¿Qué Transmite cada Clave Tonal y Para Qué Tipo de Fotografía son más Adecuadas?

  • Las imágenes en clave alta evocan sentimientos de paz y de dulzura. Por ello se suelen utilizar mucho en retratos infantiles, reportajes de boda o premamá. Son, además, imágenes muy ligeras visualmente. Si se utilizan para paisajes o escenas cotidianas, pueden aportar cierta atmosfera fantástica y mágica.
  • Las imágenes en clave baja, evocan todo lo contrario: melancolía, tristeza, agresividad o suspenso dramático. Se suelen usar en retratos. Son especialmente atractivas cuando se buscan texturas, siluetas y abstracciones en general, pues al dejar parte del sujeto en la sombra, se genera una atracción visual muy interesante.

La clave de todo ello es saber qué queremos transmitir y potenciarlo al máximo.


Consejos Para Conseguir Buenas Fotos en la Clave que Tú Decidas

Lo más importante que debes hacer para conseguir unas buenas fotografías en la clave que te interese es planear muy bien la toma. Como ya hemos visto, la iluminación de estas fotografías debe estar muy controlada, de manera que debes organizar muy bien la iluminación para conseguir el resultado deseado. El histograma te servirá para saber si estás realizando una buena fotografía en clave alta o baja. Además, para conseguir una buena iluminación en la fotografía, seguramente te sería útil disponer de un fotómetro que calcule la luz incidente y no la reflejada* (que es la que calcula el fotómetro de nuestras cámaras), también sería interesante medir la luz de varios puntos de la imagenpara controlar aún más el resultado final. Pero dejemos de lado los consejos generales y centrémonos en cada tipo de clave tonal:

  • Para conseguir fotografías en clave alta. Este tipo de fotografías son, por definición, muy planas: sin altos contrastes. Con muchísima luz y con tonos muy suaves. Para conseguir esto debes iluminar muy bien tu sujeto. Lo ideal sería situarlo en una habitación con mucha luz y, además, rodear el sujeto con diferentes puntos de luz para que todo esté homogéneamente iluminado. En caso de no disponer de diferentes puntos de luz, situar el sujeto al lado de una ventana para que ésta haga de difusor natural podría serte útil. En general suele ser más agradecido no usar iluminación directa, sino servirte de difusores o rebotar el flash. Así, las sombras que se generen en tu sujeto serán mucho más suaves. Eso sí, evita con todas tus fuerzas que alguna parte de la imagen quede sobreexpuesta, quemada, sin información. No podrás arreglarlo en el procesado (aún habiendo disparado en raw) y como ya hemos visto, una fotografía en clave alta NO es una fotografía sobreexpuesta. Por otro lado, mantener el diafragma lo más abierto posible nos ayudará en nuestro propósito de lograr una imagen en clave alta, pues nos permitirá la entrada de más luz en nuestro sensor.
  • Para conseguir fotografías en clave baja. En contraposición a las fotografías en clave alta, las imágenes creadas en clave baja son de alto contraste además, la luz acostumbra a ser muy dura y directa. Así que, un único punto de luz directamente enfocado a nuestro sujeto seguramente nos ayudará a conseguir potenciar las sensaciones que queremos evocar. Si, además, ese punto de luz no es frontal (por ejemplo lateral o situado detrás del sujeto) nos ayudará a crear efectos más dramáticos todavía, generando más contrastes lumínicos que añadirán tensión a tus imágenes.

“El fotómetro de luz reflejada tiende a subexponer los sujetos oscuros y a sobreexponer los más claros. Para conseguir una exposición precisa utilizando el fotómetro de la cámara, deberás compensar la exposición e ir haciendo pruebas aunque para conseguir la exposición exacta de primeras, lo mejor será, como ya hemos dicho, utilizar un fotómetro de luz incidente.”

¿Y qué hay de las Situaciones Ideales Para Cada Tipo de Clave?

Es de lógica pensar que, si en el caso de las fotografías en clave alta, se necesita mucha luz, lo ideal sería contar con un fondo claro y con colores que no sean muy oscuros (los colores en este tipo de fotografías acostumbran a ser en tonos pastel, sea porque se han conseguido con el procesado o porque ya eran así de inicio) así que una habitación bien iluminada y varios puntos de luz pueden llegar a ser necesarios. Si no disponemos de una habitación con estas características o/ni de varios puntos de luz, podemos conseguir grandes fotografías en clave alta con una cartulina blanca y un flash rebotado al techo. Para conseguir fotografías en clave baja, te puede resultar de ayuda repasar las pistas que te dimos en Cómo Conseguir Realizar Fotografías con un Fondo Completamente Negro. En ambos casos el uso del blanco y negro es bastante recurrente. Si optas por esta opción, debes tener en cuenta que, cuando no hay presencia de color en la fotografía, la composición llama más la atención al ojo humano porque los contrastes se hacen más evidentes.

Algo Importante que No Debes Olvidar

Es importante apuntar que todo lo dicho en el artículo son aspectos muy generalistas, sacados después de haber analizado muchas fotografías en clave alta y baja. Pero esto no significa que sean leyes inmutables. Es más, desde dZoom te animamos a investigar y a probar cosas nuevas, intenta conseguir una imagen en clave baja con una luz indirecta y suave o con un fondo blanco, a ver qué sale!


vía dZoom

Califica esta entrada

Etiquetas:


Deja un comentario

Cuanto es 22 + 10 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos