Conseguir el efecto seda sin larga exposición

Publicado en Artículos, Fotografía,


Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on Facebook0Share on LinkedIn0

El conocido efecto seda es un truco visual que siempre le ha gustado a la gente conseguir cuando fotografiamos un río, una cascada, el mar o un grifo abierto. El truco que vamos a enseñar hoy es muy sencillo, y sólo hace falta tener buen pulso y una cámara con una buena cadencia de fotogramas por segundo. Y tengo en duda incluir este método como truco sucio de Photoshop

Cuando hacemos una larga exposición, porque no tenemos luz y no queda más remedio o porque hemos puesto un filtro de densidad neutra, todo objeto que esté en movimiento durante el proceso desaparece o si está siempre en plano, aparece movido. En el caso de las nubes y el agua, adquiere una textura y una fluidez que hemos admitido como natural, aunque nunca lo veremos así en la realidad. Se conoce como efecto seda. Es la forma más aceptada de mostrar el discurrir del agua

La técnica es fácil. Sólo hace falta una cámara y un trípode, pero también poca luz para tener una velocidad de obturación lenta, al menos un segundo si estamos fotografiando un río con mucho caudal. Esto no es posible en muchos casos, pues casi nunca estamos en un río a la hora del amanecer o cuando anochece. Así que nos toca diafragmar mucho, con la pérdida de calidad que supone, o empezar a trabajar con filtros. Muchas veces no hace falta más que un polarizador que puede reducir hasta dos puntos de luz, pero otras tenemos que comprar un filtro de densidad neutra, que pueden llegar a reducir tanto la luz que llega al sensor que hacen necesario exposiciones de varios segundos.

El problema es que son caros, hay que enfocar manualmente si colocamos un filtro extremo y dependemos del trípode. Nada que objetar, desde luego, pero muchas veces no compensa comprar uno para cuatro fotos que vamos a hacer, por lo que el método que aquí explico es un buen comodín que podemos usar muchas veces sin ningún problema.

El método efecto seda con varias fotografías

Sólo necesitaremos una cámara con motor, un trípode si no nos fiamos de nuestro pulso, y cualquier programa de edición que nos permita trabajar con capas. Para explicarlo, utilizaré Adobe Photoshop CS5:

  1. Elegimos un buen encuadre, ajustamos correctamente la exposición y hacemos tantos disparos como queramos. Cinco, diez, veinte… Para el ejemplo he utilizado once fotografías. Si no queremos muchos problemas posteriores, podemos usar un trípode, pero con un buen motor y buen pulso no es necesario.
  2. Como todas las fotografías son idénticas, las podemos revelar conjuntamente en Lightroom o en Camera RAW.
  3. Si lo hacemos en Lr, seleccionamos todas las fotografías de la secuencia en el módulo Biblioteca y con el botón derecho vamos a Editar en> Abrir como capas en Photoshop.
  4. Si estamos trabajando en Photoshop, una vez hemos revelado las fotografías, vamos a Adobe Bridge, marcamos todas y acudimos a Herramientas>Photoshop>Cargar archivos en capas de Photoshop. También podemos ir a Herramientas>Photoshop>Photomerge y elegir en la ventana que se abre Composición automática. Y en último lugar, y no por ello peor, en Photoshop podemos ir a Archivo>Secuencias de comandos>Cargar archivos en pila. Desde luego no nos podemos quejar por métodos.
  5. Una vez tenemos todos los archivos como capas en la paleta del mismo nombre, las seleccionamos todas (marcadas en azul) y vamos a Edición>Alinear capas automáticamente. En la ventana que se abrirá marcamos Automática y Aceptar. Es algo que recomiendo hacer aunque hayamos hecho las fotos con trípode. Y en algunos casos tendremos que recortar los extremos.
  6. Y ahora viene la magia para conseguir el efecto. La última capa mantiene el 100% de su Opacidad, pero las siguientes la van reduciendo, con la premisa de que la siguiente siempre sea más baja. Por ejemplo, en el caso que ilustra el artículo la secuencia de Opacidad es: 100-50-40-30-20-15-12-10-8-7-6. Luego no te olvides de ir a Capa>Acoplar imagen.

Las posibilidades son infinitas y el resultado, como veis es muy bueno. No varía nada, ni color, saturación, brillo…sólo cambian los objetos en movimiento. Imaginaos la cantidad de posibilidades que tenemos a partir de ahora.


vía altfoto

Califica esta entrada

Etiquetas:


Deja un comentario

Cuanto es 9 + 20 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos