Cuidados paternales en Facebook

Publicado en Ciencia y Tecnología, Noticias,


Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0

El siguiente post es una traducción (con algunas adaptaciones idiomáticas) del texto, realizado por Randy Abrams publicado en el blog de ESET en inglés donde explica las responsabilidades que los padres deberían tener en cuenta al publicar información de sus hijos en las redes sociales. Muchos padres se encuentran preocupados acerca de la participación de sus hijos en las redes sociales.

Existen varias áreas acerca de las cuales preocuparse. ¿Con quién están hablando los niños? ¿Hay algún pedófilo acechándolos? Los padres pueden preocuparse acerca de los amigos que sus hijos están conociendo en línea y qué tipo de personas son, incluso con chicos de su misma edad que se estén relacionando. Algunos padres estarán preocupados acerca de cuánto tiempo pasan sus hijos en línea en relación a la cantidad de tiempo que pasan al aire libre o desarrollando habilidades interpersonales en persona. Existen recursos disponibles para ayudar a los padres a ser más efectivos en guiar a sus hijos cuando utilizan los sitios de las redes sociales. Sin embargo estas no son las habilidades paternales de las que estoy hablando.Tengo un amigo que es muy meticuloso acerca de aparecer en Internet tan poco como sea posible. Él tiene 23 años y no está relacionado con la seguridad informática. Es una persona común y corriente quien parece valorar su privacidad mucho más que la mayoría de las personas de su edad, y quiere controlar qué información se publica o no acerca de ella. Mi amigo es una persona reservada que comparte lo que él quiere con quien quiere. Por respeto a su privacidad, no les voy a decir su nombre.

En el mundo de hoy, muchos padres no están proporcionando a sus hijos la elección que mi amigo y millones de otras personas tienen. Muchos padres publican un montón de información acerca de sus hijos, en algunos casos, incluso lo hacen a diario. Creo que estos padres tienen buenas intenciones y están muy, pero muy orgullosos de sus hijos. Aplaudo su orgullo y los motivo a que lo compartan con sus hijos, pero si eres padre, ¿estás siendo realmente justo con tus hijos? ¿Podría ser que sus hijos tengan la misma elección que mi amigo en lo que respecta a controlar la información acerca de ellos en Internet?

Sospecho que muchos padres no están considerando cómo la información que ellos publican ahora puede ser utilizada en el futuro. Las hermosas fotos o historias que cuentan acerca de sus hijos pueden ser lo que otros chicos utilicen en 5º grado para burlarse de ellos en clase. La foto que ustedes piensan que es hermosa hoy, puede ser vergonzosa en el futuro.

En cierta medida, la manera en la que se hace pública la información depende de cuáles son las configuraciones de privacidad y a quienes se elije como amigos. Utilizando Facebook como un ejemplo, uno puede ser muy cuidadoso acerca de a quienes acepta como amigos, pero puede tener amigos que no sean muy exigentes acerca de las solicitudes de amistad que aceptan. Si se comparte el muro con “amigos y amigos de amigos”, entonces se ha perdido el control acerca de quién accede a nuestros datos.

En el caso de utilizar aplicaciones en Facebook, estas no son extremadamente cuidadosas, podrían estar compartiendo su información con todo el mundo. Incluso siendo cuidadosos, si utilizan aplicaciones en Facebook pueden estar exponiendo su cuenta a acciones maliciosas o a la fuga de información. A finales del 2009 una compañía llamada RockYou sufrió un ataque informático. RockYou desarrolla aplicaciones muy populares para redes sociales. El ataque comprometió usuarios y contraseñas. RockYou no había cifrado las contraseñas, motivo por el cual las claves de 32 millones de personas fueron publicadas. RockYou declaró haber solucionado los problemas, pero una vista rápida al famoso juego “Zoo World” demuestra que hay que cambiar de HTTPS a HTTP para poder jugar a la aplicación. En otras palabras, RockYou todavía no puede hablar de encriptación, y mucho menos ofrecer tal tecnología a los usuarios. Esto significa que si se utilizan aplicaciones de Facebook también se podría comprometer la cuenta o la información contenida en ella.

La información publicada en Internet no desaparece. Eric Schmidt, CEO de Google, predijo que en el futuro la gente joven va a tener que cambiar sus nombres para escapar del “ciber pasado”. Como padres, probablemente no puedan prevenir a sus hijos de cometer errores que pudiera llevarlos a querer cambiar su nombre, pero no todos los niños lo harán. Como padres, ¿quieres ser uno de esos que cometió un error y llevó a sus hijos a que quieran cambiarse el nombre? Un cambio de nombre es un tema importante. Significa que aquellos años que han pasado se han ido, la reconstrucción de relaciones importantes no es una opción. Hay mucho más que eso, pero no es una acción que viene sin consecuencias significativas.

Como padre, se puede enseñar a los chicos a respetar la privacidad de otros siendo un ejemplo y respetando la suya. No estoy diciendo que nunca se debería publicar algo acerca de ellos, pero se debe ser consciente sobre qué es lo que se esta publicando y reconocer que su hijo puede ser diferente a ustedes, y que cuando crezca puede tener un pensamiento muy diferente en referencia a cuánto quieren publicar de su vida.

Entonces, ¿qué es lo que puede hacer un padre orgulloso de su hijo que quiere compartir sus historias pero a la vez protegerlo? Se podría considerar el uso de dos cuentas distintas de Facebook. Utilizar una cuenta para compartir su información con quien quiera y de la manera que desee hacerlo y otra cuenta cuenta, que se utilizaría para documentar la vida de su hijo, ajustando la configuración de privacidad. Solo compartir información con amigos, no con amigos de amigos o con todo el mundo. No utilizar una foto de perfil de su hijo y preferentemente ni siquiera una foto de una persona. Solo invitar a los miembros de la familia y a los amigos más cercanos para que sean contactos en Facebook de esta cuenta. Si se elije el nombre del hijo para el perfil de la misma, hay que estar preparado para renunciar al control de la cuenta en el momento que el chico sea lo suficientemente grande para tener su propio perfil… es algo justo. No hay que instalar ninguna aplicación en ese perfil. Las aplicaciones son una invitación para la fuga de información. Cada vez que se publique algo, hay que preguntarse:

  • ¿Podría el chico preguntarme alguna vez por qué fui tan rudo o desconsiderado para compartir esta información?
  • ¿Tus amigos y familiares realmente quieren saber que la pequeña Jane utilizo una caja entera de pañales debido a una diarrea?

Finalmente, utilizar una contraseña fuerte y segura. Se está forzando al chico a confiar toda su información en sus padres, es por ello que es su deber administrar responsablemente dicha información.

Fuente: blogs.eset-la.com

Califica esta entrada

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Cuanto es 12 + 19 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos