¿Es Windows 10 una pesadilla para la privacidad?

Publicado en Artículos, Seguridad, Tecnología de Información,


Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0

Windows 10 es el nuevo sistema operativo de Redmond lanzado al mercado hace poco más de un año, con una buena porción de mejoras en todo sentido, características frescas que gustarán a más de uno sin dudas, pero desde que Windows 10 está en escena han habido una gran cantidad de quejas (ya algunas agencias Europeas de protección de datos se han manifestado al respecto, como la francesa CNIL y la española AEPD) en relación a como Microsoft maneja el flujo de datos que recopila cada vez que presionamos una tecla, visitamos sitios web, hacemos videoconferencias, etc., datos que de acuerdo a Microsoft, son necesarios para mejorar la experiencia de usuario en el sistema operativo, por lo tanto se necesita recolectar todo tipo de eventos en el sistema.

Sin duda alguna la tecnología nos brinda muchas cosas positivas, pero en algunos casos el precio puede ser alto; el tema de nuestra privacidad y el como usan nuestros hábitos tecnológicos no es nuevo, en la polémica de recolección de datos está Facebook, Google, Instagram y una larga lista, es cuando debemos decidir entre mantener nuestra privacidad o hacer “sacrificios” para poder sacarle todo el jugo a las características que nos brindan, aunque lo más idóneo sería encontrar un equilibrio. Si quieres usar todo lo que ofrece Windows 10 tienes que hacer algunos sacrificios.

Sea cual sea nuestra posición frente a las nuevas políticas de privacidad y servicios de Microsoft, lo cierto es que todavía tenemos opciones si no queremos ser “espiados” o sencillamente queremos tener mayor control sobre nuestra vida privada. Y es para eso que estamos aquí, para explicar que hacen ciertas características y como desactivarlas en caso de que así se quiera.

Privacidad de Windows 10

Puntos clave a tener en cuenta

  • Microsoft crea un ID de publicidad único para cada usuario en un dispositivo que ejecuta Windows 10 (como hace Google para presentar publicidad orientada). Esto se puede desactivar en la configuración de privacidad.
  • Lo que hables o escribes puede ser procesado por Microsoft, por ejemplo por Cortana o para la corrección ortográfica. (similar a lo que hace Android e iOS)
  • Windows 10 usa el servicio de ubicación que permite que algunas aplicaciones como “Buscar mi dispositivo” o “Mapas” soliciten tu ubicación geográfica, como lo haría Android para ubicar tu smartphone. Esto se puede desactivar en la configuración de privacidad
  • Microsoft sincroniza algunas configuraciones de Windows automáticamente al iniciar sesión en una cuenta de Microsoft. Esto se hace para proporcionar a los usuarios una experiencia personalizada a través de dispositivos. Los datos que se sincronizan incluyen las aplicaciones instaladas y su configuración, el historial del navegador web y los favoritos, las contraseñas y los nombres de redes inalámbricas y las direcciones de impresoras compartidas
  • Los datos de telemetría son recopilados por Microsoft (están habilitados por defecto). Esto incluye software instalado, datos de configuración y datos de red y conexión. Aunque algunos de ellos se pueden desactivar en la configuración, otros no
  • La tecnología WiFi Sense permite conectarse a redes privadas o públicas que otros comparten a través de Outlook, Skype y Facebook de forma automática. Tu conexión también la puede compartir Windows usando tu contraseña. Tiene sus ventajas pero también sus riesgos. Esta opción se puede deshabilitar.
  • Windows Update Delivery Optimization (WUDO) es un servicio que permite a Microsoft usar nuestro equipo y nuestra conexión de banda ancha como parte de un sistema de distribución de parches y actualizaciones (tipo red P2P). La idea en principio puede parecer buena, pero puedes terminar (sin saberlo) en una botnet controlada por Microsoft.
  • Las actualizaciones de Windows ahora son obligatorias, si o si. Claro que hay formas de “sortear” este tema, y está también claro que para muchos es un punto a favor de Microsoft ya que se mantiene el sistema operativo actualizado, ergo, menor riesgo en las posibles vulnerabilidades que existan. El problema aquí radica en dos cosas:
    • es el usuario el que debe decidir que instalar y cuando hacerlo, pero no existe opción directa y sin límites que permita configurar como antes las actualizaciones. Detallaremos más adelante este punto
    • a Windows le da igual si queremos seguir usando determinados drivers para nuestro equipo (tarjetas de video, bluetooth, tarejtas wifi, etc), si encuentra uno en su repositorio lo va a instalar si o si. Esto puede (y de hecho lo hace) generar conflictos con algunos componentes como wifi que dejan de funcionar, controladores de video corruptos, etc. Microsoft publicó una herramienta para “controlar” esto pero lo hace de manera temporal, a la larga instalará lo que crea conveniente. Detallaremos más adelante este punto
  • El Menú de Inicio de Windows 10 puede representar otro punto en contra. Se puede ver muy bonito los pronósticos del clima, a donde puedes ir a comer hoy, Lady Gaga en tangas, lo último de la moda, las noticias más populares….pero, este menú es un asesino de datos y recursos.

Ten en cuenta una cosa, si todos estos servicios citados hasta ahora están habilitados, tu conexión a Internet será una tortuga, Windows estará ocupando gran parte del ancho de banda (y recursos de la CPU y RAM), así que no solamente es un tema de privacidad, sino también de uso de recursos.

Características que puedes desactivar en Windows 10 de forma normal

Para encontrar las opciones de Privacidad de Windows basta con ir al menú Inicio -> Configuración, si no aparece ahí puedes darle al menú Inicio -> Buscar y escribes Configuración. A pesar que proporciona muchas opciones, no da un control total sobre lo que se recopila y envía y ese es realmente el problema. Las descripciones de algunos de los ajustes son muy vagas, lo que hace que sea difícil saber cuándo está recogiendo nuestros datos o qué tipo de datos recoge.

En la pestaña General puedes comenzar a desactivar las opciones que no vas a necesitar. Estas opciones le permiten a Microsoft ofrecer anuncios personalizados en algunas aplicaciones (como hace Google, Facebook o Twitter), enviar las direcciones que visitas dentro de aplicaciones compradas en la Windows Store a Microsoft para que chequee que no están dentro de una lista de sitios maliciosos, ayudar a mejorar las sugerencias de autocompletar para el teclado o la función de escritura manual en pantallas táctiles.

En la pestaña Ubicación puedes elegir si quieres compartir tu ubicación geográfica con Microsoft (y posiblemente sus socios) así como las aplicaciones que tendrán acceso a la misma. Algunos servicios como los Mapas, servicio meteorológico o Busca mi dispositivo necesitan esta opción activada. En un smartphone estas características podrían tener alguna utilidad, pero un equipo de escritorio o una Laptop no. Ten en cuenta que si desactivas la Ubicación el servicio de Cortana dejará de funcionar.

En Voz, entrada manuscrita y escritura encontrarás a Cortana, esta aplicación es contradictoria, puede ser de mucha utilidad pero es quizás la más polémica en el apartado de privacidad (Como Google Now o Siri). Para que Cortana funcione necesita registrar tu voz (para entender lo que dices), tu ubicación (para ajustar las respuestas a dónde estás), lo que escribes (para contestar), leer tus contactos, los eventos de tu calendario (para poder crearlos, editarlos o darte información sobre ellos) y algunas otras cosas más. Así que la decisión aquí es de cada quien: ¿privacidad o funcionalidad?

Para desactivar Cortana abre el menú inicio, teclea cualquier cosa y selecciona configuración en donde podrás desactivarla.

Del mismo modo en que muchas aplicaciones y sistemas operativos envían datos de uso a “sus casas”, Microsoft también permite enviar datos de diagnóstico para ayudar a solucionar posibles errores. Esta característica yo siempre la he tenido desactivada, al menos para mi no tiene utilidad además de que consumirá recursos del procesador y de Internet. Por otro lado, los datos enviados pueden llegar a tener las aplicaciones que usamos, como las usamos, registros de memoria, etc. Para desactivarla tienes que ir a Configuración > Privacidad > Comentarios y diagnóstico. Ahí encontrarás dos opciones: Frecuencia (Ocasionalmente Windows 10 te pedirá tu opinión sobre el sistema. Si no quieres que te moleste con esto simplemente selecciona Nunca.) y Diagnóstico y uso de datos, que podría enviar una gran cantidad de datos a Microsoft (ver más detalles aquí). Por desgracia Windows no permite desactivar (de manera directa) Diagnóstico y uso de datos, pero vamos a hacerlo mediante el administrador de servicios:

  • Presiona la tecla Windows+R (ejecutar) y escribimos services.msc para abrir el administrador de servicios, ahí debemos ubicar Servicio de seguimiento de diagnósticos y desactivarlo (Clic derecho > Propiedades y cambiamos el tipo de inicio de Automático a Deshabilitado).

En el resto de las pestañas como Cámara, Micrófono, Contactos, Calendario, etc., tendrás la opción de desactivar todas aquellas características que creas necesarias o las aplicaciones que hacen uso de -por ejemplo- la cámara o el micrófono. Qué desactivar o no dependerá de las necesidades que tengas, si usas Skype deberías permitirle el acceso a la cámara y el micrófono por ejemplo.

Sincronización de datos y redes Wifi

Gran parte de las funciones que nos ofrece Windows 10 requieren de una cuenta Microsoft (su contra-parte es la tradicional cuenta local) para poder sincronizar los datos a través de Internet y almacenar otros datos en la nube. Si activas la sincronización, Windows realiza un seguimiento y automáticamente las establece en todos los dispositivos con Windows 10 que tengas. Puedes escoger sincronizar la configuración del navegador, contraseñas, fondos de escritorio, configuración de impresoras, explorador de archivos, etc. Desde Configuración > Cuentas > Sincronizar la configuración puedes desactivar esta función y si quieres cambiar el tipo de cuenta que usas en Windows 10 debes ir a Configuración > Cuentas > Tu cuenta eligiendo Registrarse con una cuenta local o una Cuenta Microsoft.

Otra de las nuevas características de Windows 10 es la llamada Sensor Wifi, que nos permite conectarnos a otras redes protegidas sin usar una contraseña o compartir nuestra conexión Wifi con otros de manera automática, esto lo hace a través del Facebook, Outlook o Skype. Si quieres conocer más de como funciona esta característica Microsoft ha publicado un breve resumen al respecto. Para desactivar el Sensor Wifi debes ir a Configuración > Redes e Internet > Wi-Fi > Administrar configuración de WiFi.

Actualizaciones automáticas

Otro de los temas que ha creado mucha discusión es como Microsoft ha optado por ofrecer su servicio de Windows Update. A diferencia de sus versiones pasadas, en Windows 10 no se pueden desactivar las actualizaciones automáticas; existen métodos como en Windows 10 Pro, Enterprise y Education que tienen esa opción a través del registro en grupo o hacks del registro, pero las ediciones Home no pueden desactivarlo, al menos no de manera “tradicional”. Y esto ha sido un error por parte de Microsoft.

Mi opinión en este tema es bastante clara, necesariamente debe existir la opción de desactivar (por las razones que sean) las actualizaciones automáticas, y más aún, debe existir la opción de elegir que se va a instalar. Hay gran cantidad de casos en donde Windows instala de forma arbitraria algún controlador (video, wifi, ethernet, etc) y el resultado es un dispositivo en mal funcionamiento por algún problema de (in) compatibilidad. Windows 10 nos brinda algunas opciones para las actualizaciones en Configuración > Actualización y Seguridad, como las horas activas y opciones de reinicio (para evitar reinicio del sistema de forma abrupta) pero ninguna nos da control total sobre que se instala ni cuando se instala.

Veamos que opciones adicionales tenemos:

  • Cómo evitar temporalmente que una actualización de un controlador se reinstale en Windows 10: A través de una explicación breve y una herramienta (Show or Hide Updates) Microsoft nos ofrece esta opción que “esconde” las actualizaciones que no queremos instalar, pero es temporal, no definitiva.
  • Ir a Buscar > teclea “instalación de dispositivos” más Enter. Selecciona la opción “No instalar actualizaciones para drivers”. Los reportes indican casos positivos y negativos. Esto solo aplica a las actualizaciones para controladores.
  • Presiona la tecla de Windows+R (ejecutar) luego teclea services.msc y dale Enter. Eso te llevará al administrador de Servicios. Ahora buscaremos al final la opción Windows Update y desactivaremos el servicio. Ten en cuenta que esto desactivará el servicio de actualizaciones de forma completa, cada vez que quieras actualizar Windows tendrás que habilitar esta opción nuevamente. Por otro lado, cada vez que actualices Windows también se actualizarán los controladores.
  • Para evitar que se actualicen los controladores podemos usar un hack del registro. Abre el registro (tecla de Windows+R (ejecutar) luego teclea regedit + Enter) y busca la siguiente llave
    HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\DriverSearching
    Te debe aparecer la opción SearchOrderConfig a la que debes cambiar el valor a 0 que es lo mismo que “Nunca instale controladores desde Windows Update” (su valor por defecto será 1). Con esto se desactivan las actualizaciones de todos los drivers y podrás seguir usando Windows Update sin que se instalen controladores de forma arbitraria.

Windows Update también emplea un método para compartir actualizaciones como se haría en Bittorrent (redes P2P) llamado Windows Update Delivery Optimization u Optimización de distribución de Windows Update. Esta característica puede ser aprovechada en redes de oficina o caseras, pero en otros casos puede llegar a ser un problema ya que estarías “prestando” tu ancho de banda para que otros actualicen sus sistemas.

Puedes desactivar esta característica en Configuración > Actualizaciones y seguridad > Opciones avanzadas > Elegir el modo en que quieres que se entreguen las actualizaciones. En la página Opciones avanzadas, seleccione Elegir cómo se suministran las actualizaciones y después use el botón de alternancia para desactivar la Optimización de distribución. Aunque esté desactivada, sigues recibiendo las actualizaciones y aplicaciones de Windows Update y de la Tienda Windows.

Desactivar los datos de telemetría

Windows 10 trae habilitada por defecto esta característica que permite recolectar gran cantidad de datos que son enviados a Microsoft. Para usuarios de Windows 10 Home o Pro no hay una forma sencilla de desactivar completamente esta característica, pero si existen algunas opciones que podemos usar.

Si vienes siguiendo este artículo desde el principio, ya habrás notado que hablamos de Diagnóstico y uso de datos, que puedes modificar en Configuración > Privacidad, o desactivando el servicio directamente en el Administrador de Servicios, con esto ya logramos algo pero todavía quedan un par de cosas por hacer si quieres noquear por completo a la telemetría de Windows.

Para hacer esto, vamos al editor de registro de Windows (tecla Windows+R y escribimos regedit), ahora buscaremos la llave HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Policies\Microsoft\Windows\DataCollection y crearemos (si no esta ya) un nuevo valor de tipo DWORD de 32 bits con el nombre AllowTelemetry con valor a 0. Luego iremos al administrador de servicio (tecla Windows+R y escribimos services.msc) donde buscaremos Telemetría y experiencia del usuario conectado y cambiaremos su estado (doble clic > tipo de inicio) a Deshabilitado.

El siguiente paso será abrir el Programador de Tareas (tecla Windows+R y escribimos taskschd.msc), en las opciones de la izquierda buscaremos todas las opciones que aparecen resaltadas en rojo en la imagen y deshabilitaremos las tareas siguientes: Program data updater (en Application Experience); Proxy (en Autochk); Consolidator, KernelCeipTask y UsbCeip (en Customer Experience Improvement Program); Microsoft-Windows-DiskDiagnosticDataCollector (en DiskDiagnostic)

Programador de tareas

Aunque la mayoría de las opciones presentadas aquí son propias de la configuración de Windows, muchas otras hay que hacerlas ideando algún método que para muchos puede no ser tarea fácil. La gente de Microsoft debería tener más en cuenta este tipo de cosas.

Y como no todos sabemos lo mismo y para algunos esto de hacer tweaks aquí y allá puede o no ser lo mejor, dejamos una aplicación que hace muchas de las propuestas presentas en el artículo de forma mucho más sencilla. Hablamos de O&O ShutUp10 – Antispy tool for Windows. Una app bastante sencilla con una buena cantidad de opciones y descripciones que hará de esta larga tarea algo más simple.

Entonces, ¿es Windows 10 un asesino a la privacidad? Posiblemente no, pero si es seguro que ha generado mucha desconfianza con su métodos de recolección de datos y descripciones muchas veces vagas. El uso excesivo de recursos, continuas conexiones a Internet y el uso de CPU para todas estas tareas también puede resultar en otros problemas.

Ahora, hay que decir que nada de esto es nuevo, la mayoría de las grandes empresas y redes sociales de hoy hacen un uso excesivo de nuestros datos, la gente de Google (Android, Chrome y su buscador), iOS, Facebook, Instagram, Twitter y hasta el mismo Whatsapp están continuamente usando datos de millones de personas alrededor del mundo. Esto tampoco quiere decir que dejemos de preocuparnos por nuestra seguridad y privacidad, en esta era post-Snowden es todo lo contrario.

Como se dijo al principio, es un tema de privacidad versus funcionalidad, si no te gusta compartir tus datos, ya tienes opciones para desactivarlos.

Licencia de Creative Commons¿Es Windows 10 una pesadilla para la privacidad? by Expresión Binaria is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License

Califica esta entrada

Etiquetas: ,


Deja un comentario

Cuanto es 14 + 23 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos