Estados Unidos mantuvo 231 operaciones de ciberespionaje en 2011

Publicado en Ciencia y Tecnología, Noticias,


Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on Facebook0Share on LinkedIn0

Hace apenas un día fueron publicados una serie de documentos filtrados por Edward Snowden, el conocido responsable de revelar ante el mundo el programa de espionaje PRISM, que prometían detallar todo el presupuesto dedicado al espionaje que maneja la NSA y la CIA en Estados Unidos, el cual alcanza los 52 mil millones de dólares. Aún así, la información no fue revelada por completo, y hoy The Washington Post comienza a liberar más detalles incluidos en estos documentos filtrados por Edward Snowden.

La información que The Washington Post da a conocer hoy, menciona que nada más durante el año 2011 Estados Unidos llevó a cabo 231 programas de ciberespionaje internacional, detallando así la manera en la que el país se infiltra mediante programas, software y agentes especializados, en computadoras, servidores y en general, territorios de interés o de “carácter sensible”, como los cataloga el gobierno norteamericano.

Irán, China, Corea del Norte y Rusia son prioridad para el programa de ciberespionaje

El programa ciberespionaje estadounidense cuenta con un presupuesto anual de más de mil millones de dólares, y está dedicado a infiltrarse en docenas de miles de computadores en países de “interés”. Entre estos, los estados prioritarios son: Irán, China, Corea del Norte y Rusia. Bastante curioso que este último país esté incluido como prioridad en la vigilancia norteamericana, cuando se supone que actualmente ambos países llevan buenas relaciones, y muchos convenios.

GENIE y el programa TURBINE

Pero sin duda lo más alarmante de esta información es lo referente al programa llamado TURBINE, un proyecto que lleva a cabo una división de la NSA (denominada “TAO”) que se especializa en el desarrollo de software autónomo dedicado al ciberespionaje.

Actualmente, más de 80 mil computadores y servidores han sido infiltrados con lo que podríamos llamar un “agente dormido”, un software oculto que es inmune a actualizaciones de sistema y cualquier Firewall o antivirus rutinario que pudiera ser instalado en el computador víctima. Sin embargo, la vigilancia de estos dispositivos depende en gran parte de empleados o agentes de la NSA, TURBINE soluciona esta dependencia con un software inteligente que, sencillamente, puede espiar y actuar por sí solo, enviando a su nave nodriza (su base de control en Estados Unidos) la información que crea de interés y recopile.

El nuevo software que desarrolla TAO sería parte del proyecto GENIE, nombre que lleva este programa de espionaje cibernético masivo llevado a cabo por la NSA. La idea es que en un futuro (bastante cercano), TURBINE logre ser completamente autónomo y no dependa de agentes externos, a tal escala que no solo podría identificar y recopilar información en los computadores infiltrados (¿o infectados?), sino también identificar comunicaciones por voz de interés e incluso pudiera prevenir ataques que se generen desde esos servidores.

Será una Botnet de espionaje perfecta.

Es irónico que apenas hace unas horas la NSA anunciara que comenzará a dar informes de transparencia sobre sus acciones, mientras que estos documentos revelan una increíble cantidad de programas de vigilancia y espionaje que, de otra forma, jamás conoceríamos. Y mientras hablamos de software autónomos de espionaje y vigilancia, solo puedo pensar Skynet y el futuro.


vía alt1040

Califica esta entrada

Etiquetas: ,


Deja un comentario

Cuanto es 19 + 19 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos