Ransomware

Publicado en ,


Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0

El ransomware es una de las amenazas informáticas más similares a un ataque sin medios tecnológicos: el secuestro. En su aplicación informatizada, el ransomware es un código malicioso que cifra la información del ordenador e ingresa en él una serie de instrucciones para que el usuario pueda recuperar sus archivos. La víctima, para obtener la contraseña que libera la información, debe pagar al atacante una suma de dinero, según las instrucciones que este disponga.

El pago generalmente es indicado a través de un depósito bancario, luego del cuál el atacante envía las contraseñas para descifrar la información del disco duro. En las primeras versiones, los métodos de cifrado utilizados fueron de lo más precarios y recuperar la información era una tarea viable sin entregar el dinero al atacante. Sin embargo, el ransomware es una amenaza cuyo desarrollo es paralelo a los nuevos métodos de cifrado y su gravedad, por lo tanto, aumenta proporcional al desarrollo de la criptografía.

El ataque, en el común de los casos, ataca solo a ciertos archivos; siendo los principales afectados los de ofimática, como procesadores de texto, hojas de cálculo o diapositivas. También las imágenes y correos electrónicos son considerados prioritarios para el común de los ataques.

El nombre proviene del término sajón “Ransom” que define la exigencia de pago por la restitución de la libertad de alguien o de un objeto, es decir, un secuestro. De todas formas, también se suele denominar a estos ataques como criptovirus.

El nacimiento de este ataque data del año 1989, cuando vía correo postal fueron distribuidos a empresas farmacéuticas, diskettes que supuestamente contenían información respecto al HIV. Al ejecutar los archivos que este contenía, se producían los efectos del ataque: la información del ordenador era cifrada y la víctima podía observar una serie de instrucciones y requerimientos para recuperar sus datos, que incluían la entrega de dinero al atacante.

A pesar que la defensa proactiva de malware, es la principal barrera de defensa con la que cuenta el usuario para prevenir esta amenaza; otro método de minimizar los daños por parte del usuario, es la creación de backups periódicos de los datos del ordenador.


vía ESET

Califica esta entrada

Etiquetas: ,


Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos