Los agujeros negros de la privacidad en el nuevo Facebook

Publicado en Ciencia y Tecnología, Noticias,


Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0

Si lo sé, no lo hago“. Eso es lo que debe estar pensando Mark Zuckerberg, viendo el alud de críticas que está recibiendo la nueva versión de Facebook que el joven emprendedor presentó la semana pasada.

Primero, vamos a recordar las novedades: se anunció un acuerdo para que los usuarios puedan compartir contenido multimedia de servicios como Spotify (música), Netflix (películas) y Hulu (programas de televisión). Otra sorpresa fue el nuevo muro, denominado ‘cronología’: está diseñado para hacer mucho más atractivo el diseño de los perfiles, gracias a las imágenes gigantescas que se podrán ver en él. Y por último, el timeline de actualizaciones situado en la esquina superior derecha que recuerda al Twitter informándonos en tiempo real de todo lo que están haciendo nuestros contactos en la red social.

Se trata, como habrás comprobado, de un lavado de cara que presagiaba una mejora sustancial en la experiencia de los usuarios; sin embargo, solo ha hecho falta unos días para que la red se queje. Las principales críticas se agrupan en seis puntos:

Falta de privacidad

Aunque Facebook se había esforzado en crear una serie de herramientas para que sus usuarios pudieran manejar de forma sencilla quién podía ver y quién no cada una de sus publicaciones (mediante la inclusión de un botón en la esquina superior derecha de cada una de ellas), la llegada de ‘feed’ de últimas noticias ha dado al traste con toda la prootección. Ahora, todos pueden ver lo que hacemos en Facebook, desde la canción que estamos escuchando en Spotify hasta las veces que pulsamos ‘me gusta’ en una foto.

Además, podremos ver todo el contenido de las publicaciones con las que interactúan nuestros amigos. Por ejemplo, si a un amigo nuestro ‘le gusta’ una foto subida por una mujer que no conocemos, podremos ver la imagen de esa tercera persona, aunque esa chica tenga configurado que esa foto solo la puedan ver sus amigos. Un ‘cacao’ que se resume en una frase: ahora mismo, todo lo que subamos a Facebook puede llegar a ser público.

Esta novedad ha llevado a muchos usuarios a escribir el siguiente mensaje: “Pasa el ratón encima de mi nombre, espera a que se abra la ventana, pasa el ratón en la pestaña “suscrito” y desmarca “Comentarios y Me gusta”. Así mis comentarios sobre mis amigos íntimos y mi familia no se harán públicos! Gracias!!”

Agujero de seguridad

Así se denominan los fallos de seguridad dentro de una web. El problema está relacionado con el descrito anteriormente: con la actualización de Facebook y la falta de privacidad, nos encontramos desprotegidos y expuestos a la vigilancia de posibles delincuentes que podrían aprovecharse de la información que publicamos para sus oscuros fines. Por ejemplo, saber nuestra localización, nuestro nivel de estudios, si nos vamos de vacaciones y dejamos la casa vacía, etc….

Listas inteligentes

Esta función, que permite organizar a nuestros amigos en función de criterios como lugar de estudio o de trabajo, supone dar a Facebook más información sobre nuestra red de amigos y conocidos, lo que implica una mayor vulneración de nuestra vida privada y un riesgo evidente. Si Facebook vendiese o le robasen esta información, terceras personas podrían llevarse un botín muy interesante.

Spotify

Los recién llegados a este servicio de música en streaming han descubierto con horror que ahora es necesario tener una cuenta en Facebook para poder darse de alta. Un fastidio para la gente que solo quiera escuchar música. Desconocemos el motivo que hay detrás de esta obligación.

Subscripciones

La posibilidad de seguir a un famoso y recibir sus actualizaciones, una función ‘importada’ de Twitter, abre la veda a los ‘spam-bots‘, o molestos usuarios automatizados que se dedican a llenar de basura los muros y las publicaciones de los perfiles que ofrezcan esta opción, de la misma forma que ocurre en la famosa red de microblogging.

Empresas

Antes, cualquier compañía podía abrirse un perfil o crear una página en Facebook para poder mostrar sus productos. Ahora, con la nueva organización y el nuevo diseño es muy difícil que lo anunciado aparezca en la sección de últimas noticias de los usuarios, lo que prácticamente obliga a las empresas a pagar por publicitarse en la red social.


Fuente

Califica esta entrada

Etiquetas: ,


Deja un comentario

Cuanto es 23 + 25 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos