¿Quién acuñó el término computación en nube o cloud computing?

Publicado en Ciencia y Tecnología, Noticias,


Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on Facebook0Share on LinkedIn0

La computación en nube es uno de los términos más de moda en el mundo de la tecnología. Si tecleamos la expresión en inglés (cloud computing) en un buscador, aparece 48 millones de veces en Internet. Pero a pesar de este uso tan extendido, queda una pregunta por responder: ¿Quién acuñó el término?

Algunos relatos colocan su nacimiento en 2006, año en el que grandes empresas como Google y Amazon empezaron a usar ‘computación en nube’ para describir el nuevo paradigma en el que la gente accede cada vez con mayor frecuencia al software, la potencia computacional y los archivos a través de la web en vez de mediante sus ordenadores personales de sobremesa.

Pero Technology Review ha rastreado la aparición del término hasta una década antes, en 1996, en un parque empresarial en las afueras de Houston. En aquel momento, la tecnología de la que todo el mundo hablaba era el navegador de Netscape, los Yankees se enfrentaban a Atlanta en las series mundiales de béisbol y los talibanes celebraban el saqueo de Kabul. En las oficinas de Compaq Computer, un pequeño grupo de ejecutivos vinculados a la tecnología planeaba el futuro del negocio en Internet y lo denominaba ‘computación en nube’.

Su visión era detallada y profética. No solo se movería todo el software de los negocios a la Web, sino que lo que ellos denominaban ‘aplicaciones para la computación en nube’, como el almacenaje de archivos por parte de los consumidores, sería algo común. Para dos de los hombres que estaban en aquella sala, un ejecutivo de marketing de Compaq llamado George Favaloro y un joven tecnólogo llamado Sean O’Sullivan, la computación en nube tendría resultados radicalmente distintos. Para Compaq era el principio de un negocio de dos mil millones de dólares anuales (unos 1.600 millones de euros) a través de la venta de servidores a proveedores de Internet. Para la start-up de O’Sullivan, era un paso hacia el desencanto y la insolvencia.

La computación en nube aún no aparece en el diccionario. Pero su uso se está extendiendo rápidamente porque recoge un cambio histórico en la industria de la informática, en el que cada vez más memoria de computación, potencia de procesado y aplicaciones se albergan en centros de datos remotos, en la ‘nube’. Con miles de millones de dólares de gasto en tecnología informática en juego, el propio término se ha convertido en un premio disputado. En 2008 Dell enfadó a los programadores tras intentar conseguir una patente sobre ‘la computación en nube’. Otros proveedores de tecnología, como IBM y Oracle han sido acusados de ‘cloud washing’, es decir, utilizar el término para dar una capa de modernidad a productos más antiguos.

Igual que “Web 2.0”, la computación en nube se ha convertido en una jerga omnipresente que parece molestar a muchos ejecutivos informáticos, pero que también es difícil de evitar. “Yo la odiaba, pero acabé por rendirme”, afirma Carl Bass, presidente y director general de Autodesk, cuya empresa lanzó una campaña de marketing de computación en nube en septiembre de este año “no me parecía que el término sirviera para explicar nada a la gente que no sabía de antemano de qué se estaba hablando”.

Incluso el gobierno de Estados Unidos ha tenido problemas con esta expresión. Después de que el antiguo zar de las nuevas tecnologías del país, Vivek Kundra, obligara a las agencias a pasarse a los servicios más baratos de computación en nube, los proveedores se enfrentaban a la pregunta de qué era exactamente lo que podía considerarse como tal. El gobierno solicitó al Instituto Nacional de Estándares y Tecnología que creara una definición. El borrador final, hecho público el pasado mes de octubre, avisa de que “la computación en nube puede significar, y de hecho significa, cosas distintas para personas distintas

La nube es una metáfora, un reposicionamiento de Internet”, afirma Reuven Cohen, cofundador de Cloud Camp, un curso para programadores. “Por eso tenemos este debate tan encendido. Puesto que es una metáfora, está abierto a distintas interpretaciones”. Y, añade, “vale dinero”.

Parte del debate es quién debería llevarse la atribución de haber inventado la idea. La noción de computación basada en redes es de la década de 1960, pero muchos creen que el primer uso de ‘computación en nube’ en su contexto moderno tuvo lugar el 9 de agosto de 2006, cuando el entonces director general de Google, Eric Schmidt introdujo el término en una conferencia del sector. “Lo interesante [ahora] es que hay un modelo emergente”, dijo Schmidt. “No creo que la gente haya comprendido realmente lo grande que es esta oportunidad. Empieza por la premisa de que los servicios de datos y la arquitectura deben estar alojados en servidores. Lo llamamos computación en nube, deberían estar en una ‘nube’ en alguna parte”.

El término empezó a usarse más el año siguiente, cuando empresas entre las que se incluían Amazon, Microsoft e IBM empezaron a promocionar también su computación en nube. También fue entonces cuando apareció por primera vez en artículos de prensa, como el reportaje de The New York Times del 15 de noviembre de 2007 titulado “IBM venderá ‘computación en nube’ usando datos alojados en servidores lejanos”. Describía planes indefinidos para “supercomputación con base en Internet”.

Sam Johnston, director de servicios informáticos y de nube en Equinix sostiene que la computación en nube se impuso entre los tecnólogos porque describía algo importante. “Teníamos una denominación común para una serie de tendencias que habíamos estado observando, como la transformación de la informática en un objeto de consumo”, nos escribió en un correo electrónico.

Johnston afirma que nunca ha estado claro quién acuñó el término. Como editor de la entrada en la Wikipedia para la computación en nube, siempre está vigilante para detectar cualquier intento de usurpación. Fue el primero en hacer sonar las alarmas sobre la solicitud de patente por parte de Dell, y el verano pasado retiró una reseña de Wikipedia que afirmaba que un profesor de la Universidad de Emory (EE.UU.) había acuñado la frase a finales de la década de 1990. Ha habido “muchos intentos por apropiarse del término, así como varias reclamaciones de personas que dicen haberlo inventado”, explica Johnston.

Eso quizá explique por qué los vigilantes de la nube han desechado o nunca hayan investigado el primer uso, una solicitud de patente de mayo de 1997 para ‘computación en nube’ de una empresa ya extinta llamada NetCentric. La solicitud de patente era para “servicios educativos”, como “clases y seminarios” y nunca se aprobó. Pero el uso de la frase no era casual. Cuando Technology Review buscó al fundador de NetCentric, O’Sullivan, éste aceptó rescatar copias en papel de planes de negocios de hace 15 años de NetCentric y Compaq. Los documentos, escritos a finales de 1996 no solo usan la expresión ‘computación en nube’, sino que describen con precisión muchas de las ideas que son comunes en Internet hoy en día.


vía Technologyreview

Califica esta entrada

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Cuanto es 23 + 25 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos