Street Photography para Recién Iniciados

Publicado en Artículos, Fotografía,


Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on Facebook0Share on LinkedIn0

Hacer Street Photography (o fotografía callejera) significa observar nuestro entorno urbano a través de una cámara. Cuando queremos hacer este tipo de fotografía debemos intentar captar la esencia de la ciudad en la que nos encontramos. No se trata de buscar las típicas foto-postales de ese sitio, sino de saber mirar con otros ojos. En la Street Photography se deben unir elementos tan dispares como la arquitectura, la gente que vive ahí, las costumbres locales, la cultura… en definitiva: la personalidad de la ciudad que vamos a retratar.

Tres consejos rápidos

1. Ármate de paciencia

Es lo más importante de la Street Photography porque se puede dar el caso de que veas una fotografía muy clara en tu mente pero creas que algún factor humano pueda mejorarla mucho. Así que te tocará esperar, con todo preparado, a que aquel “algo” aparezca para darte la fotografía que estabas buscando. Si me permites un consejo: toma primero la foto que viste, sin esperar. Después tómate el tiempo necesario para esperar que pase lo que estás esperando. Puede ser que aquella persona que estás esperando no pase, porque no podemos controlarlo todo. Si esto sucediera, siempre nos quedará la foto que hicimos al principio. Nunca dejes de tomar una foto sólo porque no aparece aquello que estás esperando: mejor tomar una foto que podría ser mejor a no tomar ninguna foto, ¿no?

2. Tenlo todo preparado

Si vas a realizar Street Photography tienes que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, la imagen que quieras captar durará, apenas, unos segundos. Así que será mucho mejor que no tengas que usar ese poco tiempo en preparar todos los parámetros de tu cámara y poder centrarte en el momento y el encuadre. Para eso lo que más te podrá ayudar será el hecho de preparar las tomas antes, me explico: si vas a tomar las imágenes a plena luz del día, puedes utilizar el modo manual para dejar preparados los parámetros necesarios para que las fotografías al sol queden bien expuestas y usar algunos de los modos semiautomáticos para realizar las imágenes en la sombra. Es cierto que, para poder medir con velocidad, seguramente te sean más cómodos los modos semiautomáticos (tanto el de prioridad a la apertura como el de prioridad a la velocidad) que el modo manual, pero esto va a gustos! Por último: hay cámaras que permiten programar varios modos manuales. Si la tuya te da esta opción, puedes usarlos para medir la luz en sol, en sombra, en interiores, etc y no tener que preocuparte excesivamente de la medición de luz. Pero recuerda: si mides la exposición con un objetivo y a lo largo del paseo fotográfico lo cambias, deberás modificar, también los parámetros de la cámara!

3. Adelántate a lo que vaya a suceder

Como ya hemos visto, una buena fotografía puede pasar delante de tus ojos con muy pocos segundos de margen, así que además de tener tu cámara preparada con anterioridad, deberás prepararte para reconocer posibles fotografías antes de que pasen. ¿Cómo podrás prepararte para previsualizar este tipo de situaciones? Pues siento decirte que sólo existe una manera: saliendo a la calle a hacer Street Photography. A base de hacer fotos y también de perder algunas de ellas por falta de tiempo (y, por lo tanto, de previsualización y preparación) empezarás a aprender a ver cuándo está a punto de pasar algo que se convertirá en una buena fotografía. Pero si quieres algunos consejos:

  • Fíjate en la gente y los animales que te rodeen, los seres vivos son impredecibles pero muchas veces nos regalan grandes imágenes!
  • Tómate el tiempo necesario para sólo mirar, sin tener que tomar fotografías. Así podrás analizar la situación, ver posibles fotografías antes de tomarlas y hacerte, un poco más, al espacio en el que te encuentras.
  • No guardes nunca la cámara, tienes que estar siempre preparado para disparar.

¿Podrás convertirte en el fotógrafo invisible?

No es imprescindible pero sí muy útil. Si te “camuflas” y consigues pasar inadvertido, la gente de tu alrededor (obviamente) no estará pendiente de ti y tendrás más libertad para hacer tu trabajo. ¿Qué influye en el hecho de ser invisible?

  • La manera de vestir. Lo más discreta posible: colores neutros u oscuros. Sin estampados, sin dibujos chillones… Tener personalidad está muy bien y expresar esa personalidad con la manera de vestir es estupendo y muy divertido, pero para este trabajo seguramente nos ayudará más vestir lo más sobrios posible.
  • La manera de caminar. Ir por la calle paseando, tranquilamente, charlando con alguien si es que vas acompañado. Pero todo esto sin dejar de mirarlo todo con los ojos de fotógrafo: ¡que no se te escape nada!
  • La manera de acercarte a los sitios/personas/cosas. Este consejo es una extensión del anterior: si ves que va a pasar alguna cosa de la que puedas sacar jugo fotográfico, vigila. Vigila porque el hecho de acercarte corriendo para no perderla puede conllevar que se te escape. Antes de echarte a correr, piensa si eso puede ser bueno o malo. Muchas veces conseguirás más acercándote a paso ligero al sujeto en cuestión ¡que abalanzándote sobre él!
  • La manera de hacer fotos. Por ejemplo, puede ser más útil llevar la cámara en la mano (por supuesto bien asegurada con la correa) que colgada del cuello porque pasará más inadvertida y, además, tendrás más libertad de movimientos. También puedes probar de disparar sin mirar por el visor o la pantalla de tu cámara. Requiere mucha práctica, es cierto, pero te puede ayudar mucho.

Evidentemente esto sólo son consejos, no son leyes que deban de tomarse al pie de la letra. Cada situación y cada fotógrafo necesitará de sus propias características, así que si ves que alguna de las cosas anteriormente dichas no te cuadra en un momento concreto, ¡no dudes en saltártela!

¿Ya sabes qué equipo te vas a llevar?

Al contrario de, por ejemplo, la fotografía macro, la Street Photography no requiere de grandes equipos fotográficos, así que no tendrás que rascarte el bolsillo para poder hacer grandes fotografías. De hecho, una de las cosas más importantes de este tipo de fotografía es ser capaz de captar un momento y eso se puede hacer hasta con la cámara de tu teléfono móvil. Sin embargo, dispones del “equipo perfecto” puede ayudarte mucho en tu labor, así que vamos a ver qué tipo de objetivos deberías llevarte en tus salidas fotográficas por la ciudad:

  • Objetivo normal. Cualquier objetivo cuya focal o rango focal se encuentre entre 35 y 70mm (orientativo). Suelen ser objetivos muy discretos, sobre todo aquellos de focal fija y la perspectiva que te darán será muy parecida a la del ojo humano. El único inconveniente que tienen es que no podrás “esconderte en la lejanía” para tomar las fotos como con los teleobjetivos.
  • Teleobjetivo/telezoom. Contar con un objetivo que te permita encuadrar la imagen desde lejos (con una focal muy larga, por ejemplo) te dará un plus de “invisibilidad” pues podrás disparar sin ser visto. ¿Qué problema pueden tener estos objetivos? Que no son muy discretos, son lentes bastante grandes y montadas en la cámara pueden llamar bastante la atención.
  • Gran angular. Los objetivos gran angulares también te pueden ser muy útiles, sobretodo para intentar fotografiar la arquitectura del lugar.
  • Sea como sea, intenta llevar tu equipo en una bolsa, también, lo más discreta posible: nada de maletas ni de grandes mochilas. Lo mejor que puedes hacer es escoger con cuidado aquello que te vas a llevar (con dos objetivos, uno en la cámara y otro en una pequeña bandolera, tendría que ser suficiente). Además ten en cuenta que por las grandes ciudades corre mucho “amigo de lo ajeno” así que cuanto más ostentoso parezca tu equipo, ¡más peligro correréis él y tú!

¿Qué pasa si te preguntan?

No olvides que, aunque lo hagas en la distancia y sin ser visto, estás tomando fotografías de personas (si es el caso) y estas personas tienen derechos de imagen. Si te ven haciendo la fotografía, una sonrisa es la mejor ayuda. Acércate, enséñales la foto. Cuéntales que eres un fotógrafo aficionado, que no vas a sacar dinero de esa imagen. Les puedes incluso enseñar tu página/blog/galería para que vean dónde vas a colgar la fotografía (si pensaras hacerlo) y, por supuesto, si te piden que borres la fotografía, deberás borrarla, por muy perfecta que sea. En la mayoría de casos, puede que no te vean haciendo la foto y, entonces, puedes encontrarte con el dilema de si colgar la imagen en Internet o no hacerlo. Es un tema delicado. El caso menos problemático es cuando la imagen no es denigrante y no perjudica a la persona que en ella sale (aunque esto es difícil de valorar). Mi consejo personal: si fotografías personas, intenta que el retrato no sea muy explícito (cuanto menos se pueda reconocer la persona, mejor), para evitarte los hipotéticos problemas que pudieran surgir.


Por Mónica Vidal vía dZoom

Califica esta entrada

Etiquetas:


Deja un comentario

Cuanto es 7 + 19 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos