Publicado en Ciencia y Tecnología, Noticias,


Tweet about this on Twitter3Share on Google+2Share on Facebook1Share on LinkedIn0Share on StumbleUpon0Share on TumblrEmail this to someone

Podíamos imaginarlo pero ahora es un hecho. Los millones de correos con los que se hizo la organización a través de la compañía Stratfor han dejado hace unas horas uno de esos titulares incendiarios. El movimiento Occupy Wall Street ha pasado por todo tipo medidas de espionaje para su erradicación. Seguimiento y rastreo por parte de Homeland Security donde se incluía la vigilancia en redes sociales o la fuerza de la policía para erradicar la expansión del movimiento.

Como la mayoría sabrán, el movimiento Occupy derivó de las protestas ocurridas en otros puntos del planeta durante gran parte del año pasado. Más de 70 ciudades en Estados Unidos se unieron a un movimiento con todo tipo de protestas pacíficas, en muchos casos, con la fuerza desmedida de la policía como principal polémica.

Hoy sabemos gracias a la primicia lanzada por la revista Rolling Stone (uno de los medios que participa con la filtración de los correos de Statfor con WikiLeaks) que Homeland Security comenzó entonces a fichar cada paso que daba el movimiento.

Todo a través de un informe interno de cinco páginas de DHS titulado “SPECIAL COVERAGE: Occupy Wall Street” y fechado en el mes de octubre del 2011. En el mismo comienzan diciendo que:

“… las reuniones masivas asociadas con los movimientos de protesta pública pueden tener efectos perturbadores en el transporte, en los servicios comerciales, y en el propio gobierno, especialmente cuando se realizaron en las principales áreas metropolitanas… las demostraciones a gran escala también tienen gran potencial para la violencia, que representa un reto significativo para la aplicación de la ley.

Es claro por tanto que se trataba de evaluar el impacto que estaba teniendo el movimiento, cada día con más adeptos. Los informes hablan de violencia y de acabar con el movimiento por la seguridad de las instalaciones en el país o de los propios servicios financieros. Parte de los informes muestran ejemplos que se vivieron durante esos meses tales como:

.. en Chicago, cinco mujeres fueron arrestadas después de arrojar basura tomada de una vivienda hipotecada propiedad de Bank of America en el vestíbulo de una de las sucursales del banco… Occupy New York organizó una protesta contra los millonarios en Zucotti Park para protestar en las casas de algunos de los habitantes más ricos de la ciudad…

Luego se pasa a las tácticas. Según los informes publicados por la revista, DHS utilizó tácticas de rastreo de los Feeds de Twitter que tuvieran relación con el movimiento Occupy. El informe incluye una característica especial denominada “Occupy´s Social Media and IT usage”, posiblemente un informe de seguimiento dentro de las redes sociales para informar de lo que estaba ocurriendo. Junto a esta, un mapa interactivo del lugar donde estaban ocurriendo las protestas y reuniones en todo el país. Según el informe:

Los medios sociales y la aparición orgánica de las comunidades online han llevado a la rápida expansión del movimiento Occupy en el país.

Finalmente llega la parte más oscura si tenemos en cuenta que Homeland Security, en teoría, trata de velar por la seguridad de sus ciudadanos. El informe dice así:

El creciente apoyo al movimiento Occupy ha ampliado el impacto de las protestas y ha aumentado el potencial de violencia. Si bien el carácter pacífico de las protestas ha servido hasta ahora para mitigar su impacto, un número cada vez mayor y el apoyo de grupos como Anonymous aumenta sustancialmente el riesgo de los posibles incidentes y aumenta el riesgo potencial para la seguridad de las infraestructuras críticas (CI).

La continua expansión de estas protestas impone una carga cada vez mayor de las fuerzas del orden sobre los organizadores del movimiento para el control de los manifestantes. Como objetivo principal de las manifestaciones, los servicios financieros son el sector que se encuentra más afectado por las protestas OWS. Debido a la ubicación de las protestas en las principales áreas metropolitanas, el personal de seguridad tiene ahora un mayor conocimiento de la situación en todos los sectores de infraestructuras críticas.

Como vemos, se habla de controlar a los manifestantes a través de una agencia que, en esencia y en teoría, se supone que vela por la seguridad de la “patria” contra posibles terroristas. Si una cosa quedo clara con este tipo de movimientos, es que se trataban en su mayoría de protestas pacíficas no violentas, todos ejerciendo su derecho a la Primera Enmienda.

En este caso no fue así, y el propio gobierno de Estados Unidos puso al servicio de los federales el control de sus propios ciudadanos bajo el riesgo “potencial de seguridad” o como ellos dicen, de la seguridad nacional, centrada al parecer en las “infraestructuras críticas” (financieras). Difícil de entender… o quizá no tanto.

vía alt1040

Califica esta entrada

Etiquetas: ,


Deja un comentario

Cuanto es 17 + 6 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Necesitas resolver la operación matemática para poder continuar.

Newsletter

Redes sociales

Centro de soporte

Centro de recursos